Make your own free website on Tripod.com








Las Guerras Interimperiales
Acerca de...













Home

Acerca de... | Imperios | Simbologia | Alfania | Hircania | Adkýndya | AK:Leyendas | Darkinia | Dk:Origen | Guttmannland | Testimonios Gráficos | Mapas | Terceros | Citas y Misterios | Vínculos favoritos | Contáctanos





Las Guerras Interimperiales




























¿Quienes somos?

(En orden en el que fueron fundados)
Adler, como el Emperador de Alfania
Hansclaw, como el Emperador de Hircania
Alan Dryiceman von Kastner, como el Emperador de Adkýndya
Vittorius Totenkopf, como el Emperador de Darkinia
Raf Milkenssen, como el Presidente de Guttmannland







Bajo este nombre se conoce el proyecto de un nuevo juego que queremos hacer a largo plazo.
Todo comenzó cuando a lo largo de unos 2 o 3 años mas o menos, nos fuimos conociendo 4 amigos y yo.
Los dos amigos más antiguos se habían ideado una especie de juego de rol, donde cada uno dirigía un imperio, y competían mutuamente por la dominación del planeta tierra y del espacio. Lo hacían inventando juegos de mesa muy diversos, y en diversas épocas. Eran sencillos y divertidos; y muchos tenían un gigantesco potencial de mejora. Ellos eran Alfania y Hansland, que luego se convertiría en Hircania.
Luego nació Adkyndia. Al principio sin intención de participar en las competencias, pero queriendo poder interactuar con ellos bajo el mismo sistema.
Posteriormente nacen Darkinia y Guttmannland, uniéndose al tripeo de compartir como si fuéramos grandes gobernantes. Es cuando se trata de reformular la idea original de Alfania e Hircania, para que todos participáramos de las competencias. Se podría decir que ahí nació la segunda generación del juego. Era el año 93, creo.
Hubo gran actividad, a veces bélica y muchas diplomáticas por algún tiempo. La bélica normalmente se resolvía utilizando algún otro juego de mesa o de PC.
Pasaron cerca de 10 años cuando ya el juego ya sólo se mantenía en la mente y en las conversaciones, pero ya sin actividad real. Cada quien ya se encontraba demasiado ocupado.
Es entonces cuando se decide querer formalizarlo mejor, como legado a nuestros hijos, y como una manera de plasmar nuestro propio ser e ideales en nuestras naciones. Ahí nace la tercera generación del juego.
Así se planeó llevar a historias y a juegos de mesa lo que vivimos, pero además se le quiso inyectar más originalidad; lo que hizo que se botara por reformular todo, y en lo posible rompiéramos relación con el planeta Tierra.
Así nos pusimos el reto de escribir la historia de cada nación, respetando las cosas que vivimos antes, incorporándolas en lo ahora estábamos creando.
Es entonces cuando se añadió el deseo de no quedarnos en hacer unas cuantas historias, para que pudiera trascender más allá de nuestros propios hijos, y otras personas que compartan nuestros gustos también pudieran disfrutarlo.
Todo la idea es muy bonita, pero lleva mucho trabajo, y el tiempo es lo que menos tenemos, así que poco a poco lo iremos haciendo.
Tenednos paciencia.